Un trabajador consigue que se le remuneren horas extras únicamente con un pantallazo de su horario y dos testificales

enricNoticias

Un encargado de ferretería ha conseguido que se le reconozca que trabajó de forma habitual más horas de las contratadas, utilizando únicamente como prueba dos testimonios favorables y un pantallazo del horario de apertura al público que consiguió de la web de la empresa.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en una sentencia de 31 de enero de 2019 , ha dado por válidas las pretensiones de este empleado, que reclamaba las horas extras acumuladas durante un año (9 horas semanales), al alegar que el horario de apertura de la tienda le hizo trabajar habitualmente más horas que las estipuladas.

El TSJCan admite el relato de dos testigos como suficiente para estimar la versión del trabajador. No existe otra forma de probar las horas trabajadas, pues no existe control horario ni ninguna otra forma documental que demuestre lo contrario.